<!--:es-->Nuevo Reglamento, ¿Nuevos Mexicanos? Por Andrés R. Helguera<!--:-->

Nuevo Reglamento, ¿Nuevos Mexicanos? Por Andrés R. Helguera

Por Andrés R. Helguera

MEXICO, D.F..- Sabemos que por allá tal vez no tengan muchos problemas de tránsito; pero de este lado, al menos en la Ciudad de México es un caos, adosado con #yohagoloquemevieneengana, el tráfico es el suplicio nuestro de cada día; ah, y además cualquier monigote que le dé vuelta a la llave puede “manejar” porque a nadie, absolutamente a nadie, se le realiza un examen (ni de la vista) para obtener la licencia.
Tampoco es desconocido que a partir del 15 de diciembre entró en vigor el nuevo Reglamento de Tránsito del DF y que no obedece sólo para tratar de poner un poco de orden a los energúmenos sobre ruedas y patas, sino para tratar de recuperar un poco (o un mucho) de los recursos económicos que se han perdido con la discontinuación del cobro de la famosa tenencia (un impuesto añejo y tramposo por tener auto).
La tarea se muestra titánica para los que van a levantar las infracciones, porque, fiel a la idiosincrasia defeña, por acá muy pocos están acostumbrados a seguir el orden y las reglas; las mordidas van a estar a la orden del día y veamos por cuánto tiempo dura (no olvidemos que otra más de nuestras características es ponerse las pilas uno o dos meses y después no pasa nada).
Hay muchísimas cosas nuevas, pero existen algunas que podemos destacar. De entrada, dice que la preferencia del espacio vial es en el siguiente orden: peatones, ciclistas, prestadores del servicio de transporte público, transporte de carga, motociclistas y usuarios de transporte particular. Lo simpático es que en la práctica es precisamente al revés.
Otra: se reduce la velocidad en vías primarias (avenidas principales y vías “rápidas”) a ¡50 km/h! (31 mph); y si no es primaria, a 30 km/h (18.5 mph); no inventen, no digo que está bien ir como en pista de Fórmula 1, pero a estas velocidades, tal vez sí sería buena idea mejor irte in bicicleta, lástima que las distancias sean tan espantosamente largas.
Otra: se debe manejar con las dos manos en el volante (sorry a los mancos); es decir, no se debe utilizar ni smartphones u otro dispositivo, no se pueden ir las damas maquillando. En cualquier otro país esto sería más que obvio, pero por acá parece hasta de estatus que te vean distraído con cualquier cosa; si te cachan, multa.
Una más: así como en la NFL ya nadie entiende qué es una recepción y qué no; de este lado igual se interpretaban las vueltas continuas en ciertas esquinas; pues ya no se puede; si tienes el alto (sí, esa lucecita roja en esa cosa colgada en los postes que no es adorno navideño), nada de que me puedo dar la vuelta; eso sí, entre las 23:00 horas y las 05:00 horas del día siguiente, se puede uno pasar el alto pero deteniendo totalmente el vehículo y cerciorándose de que no viene nadie; así siempre se ha hecho, pero sin detenerse ni voltear si el otro se pasa su “siga”.
Son muchísimas las nuevas reglas y de verdad esperamos que todos le entremos, pero esto sólo ocurrirá si de verdad ponemos de nuestra parte para intentar ser más civiles y menos salvajes.
Cualquier comentario o vituperio lo pueden “imeiliar” a: arhg68@gmail.com; prometo responder a todo aquel que se tome el tiempo de hacerlo.

Share