<!--:es-->Finales Arriba y Abajo  del Continente<!--:-->

Finales Arriba y Abajo del Continente

Por Andrés R. Helguera
MEXICO, D.F..- Rápido se está yendo la Copa América, tanto que en esta columna no alcanzamos a revisar el previo de las semifinales Chile-Perú y Argentina-Paraguay; y para la siguiente semana ya tendremos campeón entre la selección anfitriona y la Albiceleste. La historia juega en contra de La Roja, ya que además de que nunca ha podido terminar como campeona en la justa sudamericana, se enfrentará a uno de los top 5 del andar futbolístico como Messi y, de pilón, los números hablan de que Chile jamás ha derrotado a Argentina en Copa América; en 24 partidos, apenas le ha sacado seis empates a cambio de 18 derrotas; sin embargo, toda tendencia está para romperse y la oportunidad se pinta calva para los andinos; sólo esperemos que el verdadero fair play sea el que prevalezca, que ninguno de los dos atasque el partido con demasiados roces, intimidaciones, tal como lo hicieron en sus semifinales: Chile sudó en serio con un sorpresivo, agradable y esperanzador Perú que, con diez hombres desde el minuto 20 (el defensa peruano Zambrano salió con demasiada rabia y merecidamente vio la tarjeta roja, echando en parte al traste el trabajo de sus compañeros), mientras que Argentina brindó un partido de cátedra al frente, zarandeando feo a Paraguay (6-1) y a pesar de que Messi no anotó, sí tuvo que ver en la media docena de pepinos.
En un torneo siempre se irán todos menos uno, pero también tiene mucho que ver cómo te vayas; Jamaica, México, Ecuador y Venezuela se fueron a las primeras de cambio; sin embargo, de esta cuarteta Venezuela no se vio tan mal; de los cuartos de final, Uruguay peleó, pero cayó en las provocaciones chilenas; Bolivia ya había hecho más de lo que se esperaba, Colombia jamás se atrevió a desplegar el futbol que realmente tiene y decidió jugársela desde el inicio a los penales y no le salió, y este Brasil de los últimos tiempos da pena ajena, saliendo nuevamente por la puerta de atrás. Llegar a semifinales ya habla de un buen torneo; pocos esperaban que Perú y Paraguay estuvieran en esta etapa; los guaraníes se encontraron con la mejor versión argentina y terminaron vaporizados, al tiempo que Perú se puede ir tranquilo por un excelente desempeño.
La final parece tener como favorito a Argentina, pero la localía puede pesar… y mucho; ojalá y sea un buen cierre.
En el Norte del Continente, el Mundial Femenil también está por cerrar las puertas y ya en la final se instaló Estados Unidos, después de un cerrado y emocionante duelo ante Alemania; las teutonas fallaron un penal y casi diez minutos después las estadounidenses clavaron el suyo para dar rumbo a la semifinal. Hasta el momento de escribir esta nota, por la noche se enfrentarían Japón (la más reciente campeona) y la sorpresiva Inglaterra para dirimir en 90 minutos (o más) quién le pondrá cara a las güeritas; los estilos de las tres selecciones no pueden ser más distintos: las estadounidenses son aguerridas y le apuestan al ataque por las bandas; Inglaterra se defiende muy bien y aprovecha las pocas oportunidades que llega a crear, no se desespera y aguarda el momento preciso, mientras que Japón pone sus fichas al toque rápido, en conjunto y en bloque, hasta encontrar el arco rival; lo que no queda en duda es que esta final será como todo el torneo: espectacular, emotivo y buscando el gol a como dé lugar.
Cualquier comentario o vituperio lo pueden “imeilar” a: arhg68@gmail.com, prometo responder a todo el o la que se tome el tiempo de hacerlo.

Share