Dubái, Lujo y Excentricidad

Dubái es el miembro más importante de los siete Emiratos Arabes Unidos. Una economía que va en acelerado ascenso en cuanto a arquitectura, turismo y comercio.  A pesar de que perdura un arraigo de tradiciones islámicas, la apertura con otros estilos de vida es evidente y hoy es una ciudad meramente cosmopolita y extravagante. A principios del siglo XX se transforma en el puerto número uno de la región debido al gran intercambio comercial con Africa oriental, Irán e India.  Sheikh Zayed bin Sultan Al Nahyan, gobernante de Abu Dhabi, y el jeque Rashid bin Saeed Al-Maktoum, ex gobernante de Dubái, establecieron la base sobre la que se fundó, en diciembre de 1971 los Emiratos Árabes Unidos.

RECORRIDO POR DUBAI
Desde 1966 ingresos generados gracias al petróleo promueven un gran desarrollo. Actualmente Abu Dhabi es la sede del gobierno federal y centro de la industria petrolera.  Dubái, el más importante centro comercial de la región y su población de un poco más de dos millones es una de las seis más grandes economías de la zona y el segundo exportador de bienes y servicios. Al Bastakiya es un barrio histórico, una de las áreas residenciales más antiguas y por lo tanto con más tradición ,se traduce como “lugar iraní”. Se fundó en 1890 con 60 viviendas entre callejones y estrechos caminos. Un pueblo de comerciantes y pescadores.  Durante el auge económico de la ciudad esta zona que había quedado olvidada  y autoridades locales deciden en 2005 restaurar edificios históricos y conservar el sabor, ambiente y colorido de la antigua Dubái y asi recuperar sus raíces que mantienen el estilo. Esta situado a la orilla de Dubái Creek  en la que se encuentra el Fuerte “Al Fahidi”, el edificio más antiguo en Dubái.  Hoy por hoy es conocida por su zona de hoteles, apartamentos y centros comerciales. Cuenta con una gran ensenada, y se considera la arteria a lo largo de la cual ha florecido y se ha dado un importante desarrollo del actual Dubái.  Es una vía muy transitada y sin duda, una de las zonas con más sabor.  La zona conocida como Deira fue en el siglo pasado el centro de Dubái, un distrito de negocios que se ha convertido paulatinamente en un lugar atractivo que combina lo tradicional con lo moderno, lugar de contrastes como puestos de comida ubicados en pequeños callejones que compiten por el espacio con pequeños almacenes. Los Zocos o mercados en Deira son famosos y son el “Zoco del Oro” y el “Zoco de las Especias” los más populares.  Junto a ellas se erigen asombrosos edificios como los rascacielos de cristal y acero de este floreciente distrito.
En la zona de Bur Dubai  se encuentra el famoso Museo de Dubái construido en 1787 y muy probablemente el más antiguo. Las exposiciones dan una clara visión de la evolución de la vida y transformación de la ciudad, un zoco o mercado textil, electrónica y pequeños restaurantes.  Al igual que Deira, Bur Dubái es uno de los distritos más antiguos.
Jumeirah es una zona costera situada al sur de Bur Dubái; Símbolo de exclusividad y lugar favorito de extranjeros residentes. Es un conglomerado de grandes casas, comercios, galerías de arte, cafeterías, restaurantes, y espacios verdes.  Esta zona alberga a la famosa isla artificial con forma de Palmera del tamaño de un campo de fútbol, que junto con dos islas más forman un archipiélago artificial conocido como Palm Islands.  El objetivo fue poder albergar más turistas, y por ello se amplía el perímetro de la costa; Esta isla tiene forma de palmera de cinco kilómetros de diámetro y extiende 78 kilómetros la costa de Dubai y fue construida de arena y roca compactada.  Su construcción inició a mediados de 2001 y se inauguró en 2008. Arquitectos de varios países participaron en el proyecto a cargo de una compañía holandesa. Es uno de los proyectos más ambiciosos del príncipe Sheikh Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, que coronó a Dubái como una de las ciudades más desarrolladas del mundo, atrayendo cada vez más turistas.
Para recorrer la costa, paralelo a ésta que va de Dubái hasta Abu Dhabi en la parte norte de Dubai se encuentran las zonas más modernas. Esta famosa autopista tiene doce carriles desde donde se pueden admirar hoteles, centros comerciales, oficinas, como el Centro Financiero de Dubái y el rascacielos más alto del mundo Burj Khalifa.
En la parte de la costa sur occidental la zona de Umm Sugeim y Al Sofouh el hotel Burj Al-Arab, el único hotel de 7 estrellas del mundo y considerado como el mejor hotel del planeta por expertos hoteleros. Está construido en su propia isla artificial a 280 metros de la costa, mide 321 metros de altura, todas sus habitaciones son suites (la más pequeña de 175 metros cuadrados) y el servicio de transfer del hotel se compone de BMWs, Rolls Royce y un helicóptero privado.  Después de cinco años de construcción el hotel se inauguró en diciembre de 1999. Su estructura con forma de vela hace que sea uno de los edificios más fotografiados del mundo.
Oud Metha alberga una maravillosa recreación del antiguo Egipto en Wafi City, un gran complejo de tiendas de lujo, boutiques de diseñadores, ocio y entretenimiento que contemplan esfinges gigantes.
Nombrar todos los atractivos y elementos de esta exuberante ciudad sería interminable, cada zona de Dubái se engalana y presume escenografías que parecen un set cinematográfico, difícil de ver en ninguna otra parte del mundo.
CIUDAD FELIZ
Dubai quiere ser la ciudad más inteligente del mundo en 2017. Una pretensión ambiciosa para la que el Gobierno del emirato ha puesto en marcha todo un plan de acción que incluye un objetivo concreto y encaminado al proyecto Smart City: “Estamos utilizando la innovación tecnológica para hacer de Dubái la más eficiente, segura, transparente e impactante experiencia para los residentes y visitantes, hacer de Dubái el lugar más feliz de la tierra”, palabras del Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos, junto con el gobernante Dubái, Sheikh Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, apoya el proyecto de ciudad inteligente que inició de manera oficial a principios del 2014. Se involucran organismos públicos y privados en todas las áreas. La plataforma online incluye la gestión de los servicios, infraestructura de la ciudad, plataforma de datos abiertos con aplicaciones que puede utilizar cualquier usuario; residentes, turistas, empresarios e inversionistas. Todos ellos están inmersos en el “Ministerio de la felicidad” el cual registra a través de contadores de opiniones y emociones de una forma medible. Es un sistema que incluye tres botones en los que cualquier persona puede acceder. Es una medición de agrado o satisfacción, desagrado o un punto de vista neutral que abarca muchos aspectos de la ciudad para ser evaluados.
El objetivo es implementar dicho plan a finales de 2017 para ser la ciudad más inteligente del mundo. Se pretende que la mayoría de proyectos e iniciativas se pongan en marcha. Los diferentes aspectos son: Estilo de vida y economía inteligente: de forma que se conecten a la red sitios múltiples y sea posible acceder desde dispositivos móviles. Fomentar el turismo y reducir la dependencia de su economía al petróleo y gas con inversiones multimillonarias en energía, transporte, agua, tecnología, robótica, así como investigación científica.
En relación al medioambiente el objetivo es producir el 25% de energía limpia en 2030 y que aumente 75%  para el 2050.
El tema de movilidad encierra infraestructura de carreteras, transportes, gestión del tráfico, taxis, autobuses, metro, taxis acuáticos, autos compartidos con acceso a través de puntos  inteligentes táctiles. Estaciones de carga de vehículos eléctricos y proyectos de estacionamientos inteligentes.
El llamado Gobierno inteligente es una de las iniciativas más desarrolladas desde 1999, una estrategia que pone a disposición todo tipo de servicios por medio de aplicaciones y atención a usuarios con el uso de redes sociales. Alrededor de 500 iniciativas y servicios Smart se pondrán en marcha y ya a disposición o en fase de lanzamiento cerca de 100 aplicaciones; como “Shams Dubai”, que impulsa a particulares o negocios a generar su propia energía verde con el uso de paneles solares  fotovoltaicos que al conectarlos a la red de distribución de energía, la que no es utilizada fluya a la red, compensando el consumo del usuario mediante un esquema de medición inteligente. Además con el equipamiento de redes inteligentes será mucho más confiable reducir al mínimo el riesgo de apagones masivos, ya que al ser mediciones por segundo es posible detectar cualquier falla.
La aplicación “Smart Water Watchers” pretende promover el reporte de fugas o averías para evitar desperdicio de agua, recurso por demás importante en un país en el desierto.  Al enviar una fotografía que incluye las coordenadas  del lugar, se ubica el problema y la aplicación permite localizar la zona precisa.
Los temas de las aplicaciones que ya se han lanzado tienen que ver con servicios sanitarios y de emergencia, tráfico, seguridad y una gran cantidad de gestiones burocráticas online.
Todo esto encaminado a ofrecer a su población pasajera o permanente el mayor bienestar posible.
Dubái una ciudad repleta de excesos, es una de las más caras y lujosas del mundo, que hace menos de 40 años no se podía comparar de ninguna manera con lo que actualmente es y será en el futuro. Una obra monumental en medio del desierto que en 1966 era un lugar humilde de 60,000 habitantes que aumentó un 300% su población en la década siguiente.

Share