<!--:es-->Cayó el ‘Chapo’, ¿y?<!--:-->

Cayó el ‘Chapo’, ¿y?

MEXICO, D.F..- “El Chapo” por aquí; el “El Chapo” por allá; Kate y Sean por aquí y por acullá; los medios están inundados de la captura (por tercera vez) del capo sinaloense de la droga y nadie se pone de acuerdo en para qué sirve ni en los porqué sí se debe o no extraditar a Estados Unidos. El PRI (obvio) aplaudió la captura como si hubieran aterrizado en Marte antes que nadie; todo es sonrisas y, aunque en primera instancia podría ser una rayita menos al tigre, les puede durar poco el gusto, porque el precio por barril de petróleo sigue en picada y el tipo de cambio para el dólar va en aceleración alarmante. De acuerdo con Manlio Fabio Beltrones, César Camacho y Emilio Gamboa, jerarcas priístas, “El Chapo” debe ser extraditado en fast track para enfrentar los cargos que se le imputan en Estados Unidos, concretamente en Texas; pero ¿y qué no tiene cargos pendientes de este lado en todo el país y no sólo en Sinaloa?
Por su parte, la postura del PRD es que debe ser juzgado primero en México para dar a conocer qué autoridades lo ayudaron en su fuga (aunque no especifican en cuál de las dos), que suelte la sopa sobre las redes de complicidad y corrupción que le permitieron no únicamente escaparse, sino pasearse tan campante como si supiera que ya lo iban a dejar tranquilo, señalando sin indicar.
El grupo parlamentario del PAN se inclina por la extradición lo más pronto posible (después de interrogarlo sobre menesteres locales) porque el capo puede seguir operando si permanece en el país, dando a entender, sin querer queriendo, que la justicia mexicana no sobresale por su eficaz labor y que las rejas aztecas no son impedimento sino oficinas a distancia.
Para Morena, la extradición pasa a segundo término porque se inclina a pensar que la captura es una cortina de humo para solapar los desaciertos del gobierno en busca de una “palomita” para el Presidente después de haber sido señalado su mandato como “sin respuestas ni soluciones”, además de que debe ser interrogado no sobre sus actividades de narcotráfico, sino sobre quién le ayudó en su segunda fuga y enfocarse en la captura de los corruptos (piensen en los años que les llevaría y no olvidemos que “perro no come perro”).
Finalmente, la población no está tan atenta a los supuestos interrogatorios y la consecuente extraditación como a la revuelta que ha causado la entrevista de “El Chapo” con Sean Pen y Kate del Castillo; como un capítulo más de “La reina del sur”, la actriz mexicana no ha podido explicar cómo, cuándo y por qué se hizo cuata del capo, como tampoco de dónde salió el interés periodístico del actor estadounidense.
A todo esto, no sé si se dieron cuenta de que algo no cuadra (o es tan obvio que pasa de largo): según las autoridades andaban busque y busque sin encontrar a “El Chapo” y qué sencillo fue para dos actores contactarlo y entrevistarlo, y no en Timbuctú, sino en su Sinaloa querida, donde siempre ha estado y operado. ¿En serio prefieren que suelte la lengua en Texas? ¿Por qué? Sabemos que de este lado no existe la capacidad para retenerlo; entonces, ¿de dónde sacarían la habilidad para hacerlo cantar? ¿Habrá una tercera fuga milagrosa justo cuándo la atención se requiera? Esta historia continuará.
El Calcetín de la semana (aquellos que sólo abren la boca para meter la pata).
“Muchas gracias a la directora Hortensia y gracias al licenciado Benito Juárez García por permitirnos compartir este momento con todos ustedes”.
Cuauhtémoc Blanco, presidente municipal de Cuernavaca.
¿Qué podemos decir?: y desde la tumba, el Benemérito de las Américas contestó: “No mi ‘Temo’, gracias a ti por traerme a la vida”.
Cualquier comentario o vituperio lo pueden “imeiliar” a: arhg68@gmail.com; prometo responder a todo aquel que se tome el tiempo de hacerlo.

Share