<!--:es-->¿Hispano o mujer? ¿Cuál de las dos características preferiría usted para el próximo presidente de este país?<!--:-->

¿Hispano o mujer? ¿Cuál de las dos características preferiría usted para el próximo presidente de este país?

¿Hispano o mujer? ¿Cuál de las dos características preferiría usted para el próximo presidente de este país?
La verdad es que espero que no tenga respuesta a esta absurda pregunta. Y la califico de absurda, porque ninguna de las dos posibilidades tendría por qué influir en su decisión para escoger al próximo ocupante de la Casa Blanca.
Decir que Estados Unidos está listo para que una mujer tome las riendas es una tontería. Decir que ya es hora de que llegue un hispano a la Oficina Oval también lo es.
Lo que le urge a este país es un líder que tenga las agallas para enfrentarse a los grupos con intereses especiales aquí en casa y a aquellos en el exterior que le han perdido todo el respeto a Estados Unidos. Si el candidato con estas cualidades, virtudes, coraje y sobre todo carácter resulta que es una mujer, pues vote por ella;
si es un hispano, pues vote por él; si es asiático, pues lo mismo; vaya, incluso si es un marciano, pues adelante.
El apellido, color de piel o el sexo del candidato en nada, repito, en nada, debe ser tomado en cuenta.
* * *
La discusión en torno a “armar” policías con cámaras de video se ha centrado en el costo de dichos dispositivos. Quienes se oponen subrayan los miles de dólares que se necesitan no sólo para comprar las cámaras sino también para pagarle a alguna empresa que archive las horas y horas de video. Sin embargo, quienes están a favor dicen que el gasto adicional sería mucho menor al que representan miles de demandas frívolas en aquellos casos en que quedará constancia de que el oficial u oficiales envueltos en algún altercado claramente hicieron su trabajo.
Para mí, el hecho de que tengamos que discutir este tema es francamente lamentable. Es obvio que como sociedad hemos perdido toda la confianza a las autoridades. Yo, sin embargo, aún confío en que hay muchos más policías buenos que malos, aunque debo aceptar que el simple hecho de que se discuta la necesidad de colocarles cámaras de video en el pecho significa que hay suficientes infelices capaces de escudarse detrás del uniforme para abusar de su poder.

Share